lunes, 20 de diciembre de 2010

LUNA LLENA EN MADRID


Caen unas gotas de lluvia,
la noche está clara
porque la alumbra la luna.
En este barrio señorial
los edificios se elevan
con aires de grandeza.
Es un placer al pasear
disfrutar con su belleza
y encontrar tantas historias
en las placas que cuelgan
junto a sus puertas.
Casi consiguen
que me olvide
de la cruda realidad:
de las injusticias
tan grandes que el pueblo
tiene que soportar.


M. Godúver

domingo, 19 de diciembre de 2010

... Y NO ESTOY SOLA


Vuelvo a la adolescencia,
un personaje se ha instalado
en mi cabeza,
me ocupa todo el tiempo
y me mantiene en vela.
El afán de darle vida
entretiene la espera,
pienso que lo conozco
y me deja perpleja.
Una veces va conmigo
y otras lo sigo.


M. Godúver

jueves, 16 de diciembre de 2010

...Y LUCE EL SOL


El agua se ha congelado
en las fuentes,
me acerco a lugares
donde luce el sol
para que mis ateridos
huesos reciban calor.


M. Godúver

lunes, 13 de diciembre de 2010

AÑOS QUE PASAN RÁPIDO



Verde el toldo,
geranios en las macetas,
el suelo rojo
con algunas sillas y mesa,
la terraza familiar
me acogía con ellos.
A lo lejos, la sombra
de mi abuelo
se elevaba misteriosa.

M. Godúver

domingo, 12 de diciembre de 2010

TE VI...

Te vi elevarte
entre transparencias

martes, 7 de diciembre de 2010

AMORES FEUDO-RENACENTISTAS


Estuve en Medina del Campo
para conocer los lugares
donde instruían a las de Falange
y me paseé por el pasado
dejándome llevar por tantos barros.
Cayó un agua tan torrencial
que en una inmensa zanja
vine a dar de forma bestial
y llegó de manera casual
a mis humildes manos
un cofre de plata blanco.
Un rayo de la tormenta
hizo que brillara en la oscuridad,
me acerqué al socavón
no sin antes darme un resbalón,
pero logré rescatar para mí
este tesoro que yo vi.
Dentro encontré
la historia que les contaré,
si es que puedo descifrar
esta letra pasional.


M. Godúver

viernes, 12 de noviembre de 2010

UNAS FRASES


Aparecen unas frases
de cortesía
y siento cercanía.
Pocas palabras bastan
cuando la comunicación
es fluida.
Montones de hojas
llenan la estancia
en vísperas de entrega,
otro nuevo instante
para seguir en la vida.


M. Godúver

martes, 26 de octubre de 2010

BAJO LA LUNA EN LA CABEZA


la luna desde villa piedad



El olor de aquel jazmín,
limones y naranjas en el jardín.
Todo cambia
y es lo mismo,
te encuentro en la dicha
de un ayer y, hoy, de nuevo contigo.
Caminamos, conversamos,
la luna llena
el cielo, ilumina
una vida plena.
Regreso a casa
y feliz sorpresa…
como por arte de magia.



M. Godúver

jueves, 14 de octubre de 2010

UNA MÚSICA...



Una música lánguida
me transporta lejos,
la busco y no la encuentro
entre parejas al vuelo.
Quizás esté en un rincón
sentada entre algún espectador
o de pie observando
y recordando pensativa
un ayer muy cercano.


M. Godúver

lunes, 11 de octubre de 2010

DÍAS DE LLUVIA



Un paso más
y el ciclo vital
se repite sin cesar:
algo más de lluvia,
las hojas se animan,
se alargan las horas,
aparecen las sombras;
el hogar se ilumina,
leer me fascina…




M. Godúver

lunes, 4 de octubre de 2010

¿EXISTEN LOS MERCADOS?



En otros tiempos nos engañaron
con Dios los de la Religión
y con el Bienestar los de la Nación;
estamos en una etapa de estafados
y nos embaucan con los mercados.
¿Por qué cambian los nombres
quienes quieren aplastar al pobre?
Las iglesias y los estados
nos acaban defraudando.
Currante amigo, sufriente testigo,
a ti, que cumples el horario preciso,
que te tratan como a un sumiso…
como todos desembocarás
acaudalado o no en la mar
y nada te podrás llevar:
lo comprado lo has de dejar.



Mis otras manos amigas
se han levantado líricas,
las mías prosaicas y con ripias.

Les escribo lo que escribieron
para a los que con pocas palabras
les basta y acumulan dinero:

VOLAR

Siempre dejamos un cadáver,
la muerte nos levanta en vuelo
y no permite que llevemos de la tierra
nuestro puñado de moléculas.

Viky Frías y M. Godúver

domingo, 26 de septiembre de 2010

MELANCOLÍA


Me duele la necesidad
del hambriento
y la melancolía
de los sin sueños.
Me duele la falta de justicia
que soporta el pueblo
y la ajustada realidad
de los sin sueldo.
Me duele la indecisión
algunas veces del ego
y la cobardía-excusa
del quiero y no puedo.
Por dolerme: me duele
el corazón y el pecho.
Tanta y tanta herida
me cortará el aliento.



M. Godúver

martes, 21 de septiembre de 2010

SEÑALES DE VIDA


Paseo y miro a lo lejos…
es como buscar la armonía
en el transcurrir de los días.
Hoy encuentro señales
al ver la luz colarse a través
de los cristales.
El corazón da un vuelco
de emoción contenida
y mis labios esbozan
una leve sonrisa.



M. Godúver

martes, 7 de septiembre de 2010

SE HA PARADO EL RELOJ


Un mantón blanco
es señal de ausencia,
el reloj marca las horas
con las agujas quietas.
Los días de la semana
no presentan diferencias,
las noches se bloquean,
los días no llegan
y las manecillas
impasibles, impertérritas
marcan las diez y diez,
otra vez en espera.


M. Godúver

miércoles, 1 de septiembre de 2010

UN OASIS AL ANOCHECER


Hoy te encuentro relajada
en cuadriláteros
de agua estancada,
baldosas entre verdes
y mis ojos gozosos al verte.
Se apaga el día
en un jardín ardiente
de deseos ausentes.
Contraste de azul en el agua
y verde en el césped.
Te acercas hasta una silla:
de nuevo el azul
se cobija en el verde.
La memoria aflora
recuerdos y perspectivas
de una tarde sumergida,
instantes fugaces
de un ayer que no vuelve.



M. Godúver

domingo, 22 de agosto de 2010

ATARDECER


Surgen las limitaciones
cuando menos lo esperas
y me da en las narices la puerta.
Son pocas las ilusiones
que proporciona la vida,
el día a día es una rutina.
Y si no fuera
por esas hermosas obras
en las que me siento inmersa
o las sublimes notas
que me mantienen alerta
me dormiría con pena.


M. Godúver

domingo, 15 de agosto de 2010

¡LLEGA EL COLOR!


Algún correo amigo
da otro sentido
a mi vida cotidiana
y con pocas palabras
me envía cariño.

Me permito soñar
con una cometa
para instalarla
a todas horas
frente a su puerta...
que la vea pasar
cuando sale y entra.


M. Godúver

jueves, 12 de agosto de 2010

LAS FUENTES EN BLANCO Y NEGRO


Vuelvo de unos días de descanso
y me encuentro un Madrid desolado,
la ciudad no vive sin ti.
Una fina capa de hielo
ha cubierto los monumentos,
todo se ha tornado gris.
Las flores no responden al sol
y yo no siento estos días de calor,
mi corazón ha dejado de latir.
El reloj se ha parado
en la hora en la que nos miramos…
cada porción de la ciudad
amarga cuando tú no estás.


M. Godúver

domingo, 8 de agosto de 2010

ZARABANDICA (*)



La luz de la noche
me guía hasta un rincón
de mi retiro veraniego
y veo una mantis religiosa
herida, me aproximo y me mira.
Nos reconocemos a solas
bajo un manto azul de estrellas.



M. Godúver


*El encabezamiento “zarabandica” es el nombre popular que recibe la mantis religiosa en Cabezamesada, el pueblo donde nací -según me recordó un hermano que tiene más memoria que yo. He buscado en diccionarios y en enciclopedias y no he encontrado nada al respecto. Quizás sea esta la denominación que utilizábamos para referirnos a la mantis, cuando éramos niños, debe tener su origen en la palabra zarabanda.

jueves, 29 de julio de 2010

LAZOS DE COLORES


Si nos cobijáramos
bajo un arco iris
con abrazos y sonrisas
cambiaríamos el mundo.
Dejemos atrás: el miedo,
la ansiedad, las prisas,
el odio, la mentira…
¡Disfrutemos del color!


M. Godúver

lunes, 26 de julio de 2010

OTRA ACTUALIDAD



Anoche me despertó
un mal sueño:
muchas personas
mueren por el hambre
y las guerras…
las escenas se suceden
sazonadas con gritos
silenciados
en la desesperanza
y las lágrimas
cubren mi rostro
con una amarga tristeza.


M. Godúver

martes, 20 de julio de 2010

TIEMPO DE DESCANSO




Te busco
y no te encuentro,
no me respondes
cuando te añoro.
Te llevo
en mi pensamiento,
en mi corazón
te arrullo
y te siento
aunque no te veo.
Es un continuo
el diálogo contigo.
Y cual si fuera lo acordado
sin haberlo pactado
luego apareces,
si bien te viene.


M. Godúver

martes, 6 de julio de 2010

COCHES EN LA NOCHE



Las luces encendidas
de los coches
anuncian la llegada
de la noche.
Blancas por delante,
rojas por detrás
y el día se nos va.
Me acerco pensativa
por lugares del pasado
y el susurro de los sueños
me acompaña en el paseo.
Qué cerca y qué lejos
queda aquel tiempo…
¡qué cerca la siento!


M. Godúver

miércoles, 30 de junio de 2010

REDADAS EN LAVAPIÉS




Me siento a tomar
un refresco y no me sienta bien,
hacía algún tiempo
que no veía semejantes escenas.
Los guardianes del sistema
llegan con motos,
caballos o coches
para amedrentar
a los de a pie.

Ha ocurrido en Lavapiés.

Todos somos ciudadanos
porque vivimos en la ciudad,
vengamos de donde vengamos
y vayamos a donde vayamos.
¿Por qué no se nos trata igual?
¿Qué democracia es ésta
que hoy persigue al africano
y mañana a quien
le venga en gana?
El próximo, piénselo,
puede ser usted.

Ha ocurrido en Lavapiés.

Me dirijo a un policía
para pedir información
y sólo le faltó
asestarme un bofetón.

Ha ocurrido en Lavapiés.

Aquellos “charolados”
del poeta asesinado
son cerebros vanos
con un arma en la mano.
Me lo recordaron los de Lavapiés.


M. Godúver

sábado, 26 de junio de 2010

MÁS AÑORANZA



En una mañana radiante
aparece vestida de blanco.
Sin embargo,
una tristeza profunda
me sobrecoge al instante.
Recuerdos: cuando viajaba
de niña, miraba las nubes
y jugaba con ellas,
se formaban mil figuras
diferentes con las que soñaba.
Hoy, la ilusión de entonces
ha bajado a mi morada
y me he dado cuenta
que se sitúa muy lejos…
como aquello de la infancia
ahora es mi añoranza.


M. Godúver

miércoles, 23 de junio de 2010

LUZ EN FUGA


¿La luz se ha colado
por la ventana?,
¿ha entrado por la puerta
apenas entreabierta?
Y si llegas…
¿por qué te vas?
Le pregunto
a un caballito blanco
de infancias y pasados.


M. Godúver

miércoles, 16 de junio de 2010

VENUS CELESTE



Mi ilusión se presenta
vestida de azul,
me abre la puerta
un mar de esperanzas
que despierta.
Se oye una música
que serena el alma
y ayuda a la concentración
en las tareas diarias.
.
.
.
M. Godúver

domingo, 13 de junio de 2010

FUERA DEL TIEMPO



Nos encontramos
en un frío invierno
y se abrazaron los huesos.
Momentos inolvidables
en ríos de un tiempo
que me unieron a ti
más allá
de lo que tú puedas sentir,
más allá
de lo que yo pueda vivir.



M. Godúver

jueves, 10 de junio de 2010

A MIS CUADERNOS


Hay personas
que llevamos
un bloc de notas
por pequeño que sea...
“menos da una piedra”.
Nos ayudan a recordar:
una palabra,
una frase,
una idea
-por nimias
que éstas parezcan-
por si pudieran
convertirse en un poema.


M. Godúver

sábado, 5 de junio de 2010

OTRAS LECTURAS




Leo pocas biografías.
Pero sé que, cuando están
bien expuestas y las presentan
con personajes de verdad,
analizarlas es una delicia.
La última estudiada es como
si fuera una ficción
y la convierten
en creíble por lo bien
que está descrita.

Escribir es una necesidad
de comunicarnos con los demás,
dejar constancia
en el más acá,
de plasmar la vida;
con más o menos fantasía
parece que, en lo que se cuenta,
se dejan señales de una biografía.


M. Godúver

miércoles, 2 de junio de 2010

LA ENCUENTRA EL OLFATO



Algunas veces me llega
su aroma
en una hoja, al abrir
un mueble…
acerco la nariz
al objeto
buscándola
en el recuerdo
y se derrama una lágrima
por un cajón
de mi corazón.
La encontré
en los papeles del plástico,
en la puerta de un armario.
Por un día me la arrebató
una fotografía.
No pudo ser,
porque la llevo
grabada a fuego
y ella viene sin querer.


M. Godúver

lunes, 31 de mayo de 2010

VENTANA ABIERTA AL...


Escribir aquí
es como susurrar
tras una ventana
abierta al infinito.
Si alguien recoge los pedacitos
de frases lanzadas al vacío
y me devuelve unas palabras,
algún gesto, un guiño…
me hace disfrutar
y casi, casi, sonreír.

M. Godúver

lunes, 24 de mayo de 2010

LAS CRISIS


Llegan las crisis
sin horarios ni fechas
y nos damos cuenta
de que los que tienen el poder
obran como les parece bien.
Es decir, miran por su interés
-como siempre ha sido-
y machacan más al excluido.

M. Godúver

sábado, 22 de mayo de 2010

ALGUNA VENTANA


Veo una ventana
con luz en el interior,
con la persiana en el centro...
yo estaba muy lejos
y al mirarla me encontraba
al otro extremo.
Me abrazaban dentro.


M. Godúver

miércoles, 12 de mayo de 2010

EL HAMBRE DE LOS DEMÁS


Ríos de tinta
podríamos gastar
y un grifo abierto
a todas horas
para que no nos
falte de nada
mientras otros mueren
de pura necesidad


M. Godúver

lunes, 10 de mayo de 2010

SONREÍR ME SIENTA BIEN



Hoy me he levantado
con la sonrisa puesta.
A pesar de los sufrimientos
de los demás,
de la eterna crisis
económica para los pobres,
de la muerte
que está por llegar.
Puesto que la esperanza
es un lujo para los de abajo
y el miedo se nos olvida
por el mucho trabajo…
no tenemos nada que temer,
es mejor vivir el día a día
y procurarnos unas risas.


M. Godúver

miércoles, 5 de mayo de 2010

ES TAL EL EMBELESO


Se retrata a la amada
con pasión desbordada
en un encuadre flamante.
Me aproximo
al escenario
de otros años
y me acerco
a la sonrisa,
olfateo los gestos,
huelo los colores…
mi vista en tal extremo
de acercamiento
es capaz de percibir
todo aquello
que siento.

M. Godúver

sábado, 1 de mayo de 2010

UN DÍA DE LA MADRE


¡Cómo cambian las esperas!
Antes se nos hacían largas
después las vivimos rápidas.
Estábamos en la cocina
hablando sobre la vida
y algo así me pareció
que decía la madre,
entonces no lo entendí.
La hija ha tenido que sentir
el hambre, la necesidad
de un tiempo que se nos va.


M. Godúver

EL TRABAJO ES TRABAJO



Te sientes presa en el trabajo
cuando te das cuenta
que no se puede cerrar la puerta
para no perder la clientela
y hay que respetar el horario
porque se necesita un salario.


M. Godúver

domingo, 25 de abril de 2010

DÍA DE SOL


Como risas de primavera
las flores visten las aceras,
llenan las calles de nuevos brotes
con sus entonados colores.
Alguien se aproxima
y me regala una sonrisa…
siento la cercanía
de esa otra vida.
Su presencia me basta
para alegrar la mañana.


M. Godúver

domingo, 18 de abril de 2010

UNOS CUADERNOS DE MI INFANCIA



Empecé escribiendo
en cuadernos de papel
y, ahora, voy subiendo
notas en un blog de Internet,
cómo ha cambiado esto.
Cuánto se ha evolucionado
en algunos aspectos,
en otros, seguimos anclados
en los ancestrales afectos,
cual héroes de un pasado
varados en el tiempo.


M. Godúver

jueves, 15 de abril de 2010

¡LA REPÚBLICA!







Tanto república
como democracia
no hablan de aristocracia.
Quienes portan la túnica,
el cetro y el bastón
de mando gobiernan
cual si lo fuera.

Quienes ostentan el poder
tienen mucho que aprender.


M. Godúver

martes, 13 de abril de 2010

UN AMANECER



Hoy he salido a pasear
en una noche cerrada,
la luna me acompañaba,
antes de volver al hogar
he respirado hondo
en un amanecer precioso.

.
M. Godúver

domingo, 11 de abril de 2010

MEMORIA Y SEXUALIDAD DE LAS MUJERES BAJO EL FRANQUISMO: ME SIENTO ENTRE ALGUN@S DISIDENTES



Se inicia su presentación
por los altos cargos
y la dirección.

Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres…

Comienzo de fiesta:
sale Juliano a la palestra
y nos deja con la boca abierta,
de los modelos de sexualidad
es de lo que va a hablar.
Su discurso versa
sobre las buenas y las malas:
esencialidad en la prostitución
y las lesbianas salían mal paradas.
Interesaban las sumisas,
poco respondonas y reprimidas,
al menos ante los demás
porque de puertas adentro
quién lo sabrá.
Memoria pensada, memoria vivida,
Albarracín nos presenta a Salmerón
para que nos cuente
lo mucho que disfrutó.

Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres…

Sánchez se explaya
con las 'individuas'
que el término en sí mismo
da para mucha teoría.
Osborne no sólo dirige,
coordina, investiga, examina…
abarca tanto que va con prisas,
el tiempo nos limita.
Nos presenta a Carlota
y una familia rota,
sus hijas la rescatan
de un pasado que mata.
El tema de la prostitución,
se lo dejan al Jean-Louis
que no es de aquí.

Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres…

Don Enrique, el psiquiatra,
pretende dar la lata
y reivindica la república
en un museo “de la democracia”
que nos lega la dictadura.
Nos cuenta lo de Hildegart
y su mamá.
Y el Jordi Monferrer
con su Serrano Vicéns
nos da a conocer
todas las encuestas
que nos legó el tal señor
con bastante ayuda y devoción.
Y si de la masculinidad
en lo lésbico
nos tienen que ilustrar
mejor veamos a una de verdad:
Raquel/Lucas nos lo mostrará.


Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres…

Las monjas y las falangistas,
unas por los votos y otras por reprimidas
son (anti)modelos de sexualidad,
se entiende la femenina.
Y llega la Molina
que es una mujer que afina
para hablar, en primera persona,
de las elites femeninas y de las monjas;
se centra en las del sagrado corazón
por aquello de la pasión.
La profesora Juliano
nos reserva otro bocado
y podemos degustar
cómo es capaz de enseñar.
Habla de las monjas carcelarias
y como buena disidente
considera a una mujer cualquiera
con presunción de inocencia.
Pasamos a la sección femenina
con vídeo-conferencia incluida,
Martins y Sterenberger
son quienes la investigan.


Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres…

Y llegamos a la transición
donde se siguió asesinando a un montón.
La feminista más conocida, Lidia Falcón,
nos deja constancia de su distinción,
incluso olvida dar las gracias
a la persona que la ensalza.
Vila y Pernas
nos presentan la época
de los setenta
y aquellos aires de libertad
que en gran parte están por llegar.
Se clausura con una dramatización
que nos emocionó
por aquello de la semana en tensión
y por lo que nos contó-tocó.

Se sienta una,
se sientan dos,
se sientan tres...

Durante el fin de semana
el sábado nos reímos
con las lesbianas
y el domingo lloramos
con el trabajo de Armengou
y Ricard Vinyes
sobre los niños perdidos
del franquismo.
Finalmente nos alegramos
de no ser modelos
de aquella sección femenina
que tanto nos sometía.
Después de tanta lección
el ‘finde’ más sesión,
de vídeos se entiende,
que hay más gente
detrás de la cámara
y se destaca.

Concluye un extraordinario
seminario dirigido
por alguien que se lo ha currado.

Se marcha una,
se marchan dos,
se marchan tres…


M. Godúver

jueves, 8 de abril de 2010

SEMINARIO MEMORIA Y SEXUALIDAD...







adn adn.es ADN.es / La Vida
Martes, 13 de abril de 2010.






» lavida
Mujeres y sexo durante el franquismo
El régimen difundió, con la ayuda de la temible Sección Femenina, su modelo de mujer: un ángel del hogar que debía rezar el Rosario durante el acto sexual. Un seminario ha desenterrado la memoria de aquellas que se atrevieron a desafiar la norma, entre ellas las lesbianas.
(Alejandro López)

La memoria es un espacio entre lagunas. Muchas de ellas se llenaron a base de represión durante casi 40 años de dictadura. Esta vez son los testimonios femeninos los que buscan salir a flote de ese pasado anegado. Historias de mujeres, madres y esposas, pero también lesbianas y prostitutas que discutieron el patrón impuesto por un régimen, el franquista, que negó en España incluso su existencia.
Con el seminario Memoria y sexualidad de las mujeres bajo el franquismo, organizado la semana pasada en Madrid por el Museo Reina Sofía y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), emergen pequeños islotes de estas lagunas históricas. Cuatro décadas en las que la dictadura negó la sexualidad de la mujer más allá de la procreación y el papel de madre y esposa asignado por el nacional catolicismo.
Raquel Osborne, profesora de Sociología de la UNED, trabaja desde 2007 en arrojar luz a la historia de estos colectivos despojados de su voz. "Los hombres han recuperado su historia más fácilmente. La homosexualidad masculina se reprimió dura y claramente. Con la mujer hubo ocultamiento y ninguneo", señala Osborne. El ama de casa era el único modo de sexualidad femenina aceptado. Las prostitutas eran admitidas, pero no aprobadas por la moral del régimen. Las lesbianas no existían oficialmente, a pesar de representar al 10% de las mujeres.
La sexualidad femenina fue negada durante el franquismo, fuera del papel de madre y esposa asignado por el nacional catolicismo. "A las mujeres se les decía que no pensaran en el acto sexual, que rezaran el rosario mentalmente, no se consentía su disfrute", recuerda Dolores Juliano, catedrática de la Universidad de Barcelona. "Se crean fundamentalmente dos modelos de mujer. Uno, el de la mujer como ángel del hogar, dependiente de su marido. Se les prohibía prácticamente trabajar. La otra cara de la moneda es la puta", explica Osborne.
Sin embargo, el sistema tenía fisuras por las que goteaba la libertad. Allí las mujeres, y en especial las lesbianas, podían expresar su deseo fuera del papel pasivo que tenían asignado. Fueron corrientes a finales de los años 40, los grupos de mujeres. Con sus propios códigos para no ser descubiertas, reservaban su intimidad para acampadas en el campo, lejos del férreo control policial. Los espacios de libertad se extendían hasta el mundo de los teatros, los cabarés y otros ambientes bohemios. Barcelona y, en concreto el barrio del Paral•lel y Las Ramblas, eran todo un submundo donde la vida seguía su propio ritmo.
Para la mayoría de la sociedad era impensable una relación homosexual entre mujeres. "La idea extendida era que las lesbianas miraban a las mujeres porque los hombres no las hacían caso. Eran las feas", explica Dolores Juliano "La delincuencia era algo propio de los hombres. A ellas se las atribuía una personalidad masculina y por lo tanto, de delincuente". Pero tras el disimulo de dos amigas paseando del brazo germinaban las relaciones entre ellas
Para interactuar con el mundo y las instituciones era indispensable la complicidad de los amigos gays. Hombres y mujeres homosexuales compartían la clandestinidad y se utilizaban los unos a los otros para disfrazarse de parejas al uso. Se registraban juntos como parejas en los hoteles, hacían viajes juntos, se casaban e incluso las dejaban embarazadas, cubriendo el hueco de la inseminación. Juntos representaban un papel en el escenario organizado por el franquismo.
Un error en esta puesta en escena podía significar la cárcel. Muchas no se atrevían a dar el paso, pero pensaban constantemente en él. El doctor Ramón Serrano Vicéns (1908-1978), el mayor estudioso de la sexualidad femenina durante el franquismo, ejerció durante décadas de confidente.
Entre 1940 y 1961 escuchó a cerca de 1.500 mujeres en entrevistas personales sobre su vida sexual. Sus conclusiones dejaban claro que la fachada franquista albergaba una libido viva e inquieta. Casi un tercio de las mujeres casadas eran infieles y el 33% habían tenido alguna experiencia homosexual. Además, un 84% se masturbaba, aunque sólo lo reconocían ocho de cada 100. Sin embargo, estas verdades fueron hurtadas a la sociedad hasta 1971, cuando los estudios de Serrano fueron publicados por primera vez.
El siglo XX orilló a menudo a las mujeres, y sobre todo a las otras mujeres. Prostitutas y lesbianas. Colectivos subalternos que apenas han tenido voz. El seminario celebrado en Madrid sirve como punto de partida para recuperar el testimonio de una generación pionera. Esposas, lesbianas o prostitutas, todas vivieron en una sociedad donde la mujer apenas tenía peso. Hoy pueden contar su historia para que las nuevas generaciones sean conscientes de los espacios conquistados en un país donde, tras 35 años de democracia, la educación sexual aún es un tema tabú, fuera de las enfermedades y el embarazo no deseado y las familias homosexuales brillan por su ausencia en los libros de texto.
EN PRIMERA PERSONA: LUISA SALMERÓN
"Yo no sabía que se podía elegir entre los hombres y las mujeres"
Luisa Salmerón, de 83 años, vivió en primera persona la represión de la homosexualidad en el franquismo. Nació en 1926 en Granada aunque a los 20 días sus padres se mudaron a Almería. La Guerra Civil se cebó con su familia y su padre, un empresario, fue detenido por los republicanos. A los 20 años llegó a Barcelona buscando prosperidad y se encontró consigo misma. "Yo no sabía que se podía elegir entre hombres y mujeres como pareja. Aquello era impensable en Almería", comenta Luisa. En la Ciudad Condal se hizo amiga de una chica con novia. Ella fue su cicerone en los círculos homosexuales donde esperaba Teresa, su mujer de toda la vida. "A mí ella no me gustaba al principio, tenía la piel muy negruna, muy morena. Pero ella dijo esta chica va a ser para mí. Y así fue".
En aquellos tiempos, nadie salía del armario, sino que pasaba a ser "del asunto". "En público fingíamos e íbamos separadas de aquí y allá, saliendo con chicos en el mismo grupo", apunta la mujer. Los amigos gays vestían las reuniones de encuentros normales.
Luisa siempre salía de casa provista de un papel de su empresa en la que se la describía como "honrada y trabajadora" en caso de que tuviera algún percance con las autoridades. "Franco quería eliminar a las lesbianas", señala con rabia. En su memoria permanece el temor a las represalías. Una amiga suya salió de la cárcel "como un muerto", tres años después de besarse en la calle con una amiga. "La pelaron la cabeza e incluso le dieron pastillas para quitarle la regla y que no molestara", recuerda. Era el procedimiento habitual con las lesbianas. Luisa y Teresa fueron afortunadas en ese sentido. Siempre fueron muy cautas y precavidas. Si alguien les preguntaba siempre decía que eran cuñadas. En un salón del museo Reina Sofía Luisa recuerda como organizaban acampadas donde olvidaban la mascarada diaria. "Allí dormíamos juntas, la que se quería vestir de hombre se vestía...". El campo les brindaba la intimidad para tener encuentros sexuales. Luisa y Teresa incluso lograron tener familia con la ayuda de un amigo gay de su pandilla que le dejó embarazada. "Ella siempre había querido un niño, y yo también".
Luisa confiesa que además eran una pareja abierta. "Los siete primeros años sólo estuvimos la una con la otra, pero luego nos abrimos a más encuentros".
LA OTRA VERSIÓN DE MUJER DEL RÉGIMEN
"Tras la guerra, miles tuvieron que prostituirse"
Tras la Guerra Civil, miles de mujeres de clases trabajadoras se quedaron solas y sin recursos. La prostitución fue para muchas de ellas la única salida. "Muchas de ellas se quedaron disponibles tras perder al marido y tuvieron que prostituirse", señala la profesora Raquel Osborne. El polo opuesto, y complementario, a la mujer sumisa que proponía el régimen.
La prostitución fue consentida hasta 1956. Sólo se desarrollaba en los burdeles, la prostitución callejera era reprimida. El régimen ideó instrumentos de control y reeducación de las meretrices y otras descarriadas. El más destacado fue el Patronato de Protección de la Mujer, creado en 1942 y presidido por la mujer del dictador, Carmen Polo. Su cometido "la dignificación moral de la mujer, especialmente de las jóvenes, para impedir su explotación, apartarla del vicio, y educarlas en la religión católica".










20 minutos, 6- abril- 2010




La mujer en el franquismo: santa o puta. Rafa Vidiella

Ampliar foto
Grupo de trabajadoras en Barcelona. (Imagen: Isabel Morales)
Cuarenta años de represión política, religiosa y, por supuesto, sexual.
La UNED y el Museo Reina Sofía recuerdan, durante esta semana, las injusticias de la dictadura con lesbianas o prostitutas.

RAFA VIDIELLA. 06.04.2010 - 09.51 h
En nombre de la memoria histórica se han desenterrado muertos y buscado el cadáver de poetas. Sin embargo, no ha recibido tanta atención el maltrato femenino durante el franquismo. Coartadas física y psicológicamente y obligadas a un determinado rol, cualquier mujer liberal era denigrada. Injusticias y víctimas recordadas ahora en Memoria y sexualidad de las mujeres bajo el franquismo, seminario organizado por el Museo Reina Sofía y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que concluirá el 11 de abril.
Raquel Osborne, profesora de sociología de la UNED, comenzó a organizar el seminario en 2007. Junto a un grupo de especialistas, se dio cuenta de que el proceso de recuperación de la memoria histórica arrojaba poca luz sobre sectores femeninos marginados en la dictadura.
Amores ocultos
"Los homosexuales", explica Osborne, "han recuperado su historia con facilidad. No es casual: la homosexualidad masculina se reprimió con dureza y claridad: leyes de peligrosidad social, listas de maleantes, detenidos... Pero el lesbianismo no se contemplaba. El franquismo silenciaba y negaba su existencia".
El lesbianismo no se contemplaba. El franquismo silenciaba y negaba su existencia
Si algo se ignora o se niega, no existe: así pensaba el régimen. Pero existía. Matilde Albarracín, técnica social e investigadora, explica cómo esas mujeres "desarrollaron hasta redes económicas para no depender de los hombres. Eran solidarias y crearon increíbles espacios de libertad: desde acampadas hasta zonas bohemias, como el Paralelo o las Ramblas de Barcelona". Sus relaciones eran clandestinas, pero disimulables: nadie podía imaginarse que dos amigas del brazo podían llegar a tener una relación "tan subversiva", y hasta podían desarrollar estrategias relacionales con amigos gays, como falsos matrimonios y la concesión de apellidos a hijos.
Comenzando por el lesbianismo, los responsables del seminario desenredaron el ovillo de las distintas (y ocultas) opciones sexuales femeninas de la época. Como afirma Dolores Juliano, profesora en la Universidad de Barcelona, "la sexualidad femenina no era aceptada por el franquismo, que asumía e imponía unos valores al respecto. El sexo femenino se reducía a los estrictos límites de la procreación en el matrimonio. Las que lo desarrollaban en otro contexto eran denigradas, consideradas putas".
Dudosa moral
Individuas de dudosa moral: así se titula un libro de la historiadora Pura Sánchez, que investiga la represión sufrida por las mujeres andaluzas durante la Guerra Civil y el franquismo. "El cuerpo femenino", explica Sánchez, "fue un elemento contaminado y pecaminoso, un ámbito sobre el que actuar. Fue sometido a base de negar su sexualidad, tanto de forma directa (a través de vejaciones) como por tribunales militares. La mujer no era dueña de su cuerpo, sino que éste era un objeto jurídico propiedad del Estado y del varón".
La mujer no era dueña de su cuerpo, sino que éste era un objeto jurídico propiedad del Estado y del varón
Para controlar el cumplimiento de esas normas se establecieron mecanismos que, amparados en un discurso de protección, recogían y reeducaban a mujeres descarriadas. El más destacado era el Patronato de Protección de la Mujer, creado en 1942 y presidido por Carmen Polo, la mujer del Caudillo. Su objetivo: "velar por todas aquellas mujeres que, caídas, desean recuperar su dignidad".
Esa redención terminaba, muchas veces, en manicomios como el de Ciempozuelos o cárceles como la de Calzada de Oropesa, Toledo, donde acababan algunas de las miles de mujeres que, víctimas de la miseria, se prostituyeron para sobrevivir o alimentar a sus hijos.
Burdeles, casas de tolerancia, casas de citas, meublés... Hasta 1956, la prostitución era legal en España. En los lugares nombrados las mujeres podían prostituirse y eran sometidas a controles sanitarios y policiales. No era legal, en cambio, la prostitución callejera, reprimida y perseguida con dureza. Como explica Osborne, esa confusa situación cambió en 1956, cuando la prostitución pasó a ser alegal. "Quedó en un limbo, en el que se perseguía más el proxenetismo. Una situación similar a la actual", afirma.
Escritora en la cárcel
Otra de las protagonistas del seminario será la periodista Carlota O'Neill. Nacida en Madrid en 1905, empezó a publicar libros con 18 años. Ejemplo de mujer moderna, disfrutó de la libertad que le concedía la República y fue madre soltera. Sin embargo, y por ventajas legales, terminó casándose con el padre de sus hijas, Virgilio Leret, capitán de Aviación. Su matrimonio duró poco: en julio de 1936, y cuando O'Neill y sus dos hijas visitaban a Leret en Melilla, estalló la Guerra Civil.
Su esposo fue fusilado y O'Neill pasó unos años en la cárcel, considerada "peligrosa en extremo". En 1949, cuando salió, emigró a Venezuela para terminar afincándose en México, donde publicó Una mujer en la guerra de España, en el que detalla las relaciones de poder y sexo entre las presas de la dictadura. Una crónica de esos tiempos que también será recordada en el Reina Sofía y las Escuelas Pías.
La verdades del doctor Vicéns
Aunque casi desconocido, Ramón Serrano Vicéns (1908-1978) fue el mayor estudioso de la sexualidad femenina durante el franquismo. Entre 1940 y 1961 estudió a casi 1.500 mujeres, lo que le permitió llegar a datos tan reveladores como, por esa época, escandalosos: casi un tercio de las mujeres casadas eran infieles, más de un tercio de las españolas habían tenido alguna experiencia homosexual y, aunque sólo ocho de cada cien lo reconocían, un 84% se masturbaba. Serrano no pudo publicar un libro con sus estudios hasta 1971.


20 minutos, 6 de abril de 2010

sábado, 27 de marzo de 2010

PRIVADAS, PÚBLICAS... Y OTR@S



El sistema patriarcal
se ha servido de “la mujer”
para ellos dedicarse al poder:
a las unas las encerraron en sus casas
y a las otras las tacharon de arrastradas.
En este país, gracias a la dictadura,
se acrecentó la maldad de los cara-dura.
Todas al servicio de los hombres
y sin valorar a lo que se dedicaban
las dividieron en buenas o malas:
a las domésticas las ensalzaban
y a “las perdidas” las despreciaban
después de haber sido utilizadas.
Menos mal que algunos señores
a "las amas del hogar", a su manera,
las han tratado como a reinas
al estimarlas como a una igual
y en ese recíproco afán quererlas.
Y, aquello del amor en las mujeres
que se consideró algo natural,
tampoco es una ciencia cierta
que está algo lejos de la realidad;
si fuera así ser lesbiana sería ideal.
Quizás lo queer no esté mal…
por aquello de ponerse en el otro lugar.
¡Cuánto camino nos queda por andar
de mutuo respeto y solidaridad!


M. Godúver




miércoles, 24 de marzo de 2010

SE ESPERA EN MADRID



Algunas maestras
me gustaría
que nunca desaparecieran.
Tengo la suerte
de disfrutar
con varias porque viven cerca
y cada vez que quedo con ellas
se me llena de sonrisas
el corazón y la cabeza.
A muchas otras las leo
gracias a sus escritos y las siento
próximas, aunque no las veo.
¿Llegará un tiempo
en el que sus ideas
se extiendan por la tierra,
se lleven a la práctica
y cambiemos
las maneras de relacionarnos
los llamados humanos?


M. Godúver

sábado, 20 de marzo de 2010

EL PLACER DE LA AMISTAD



Una tarde de amigas…
nos regalamos unas risas,
cada una cuenta con su historia
y divagamos con la olla.
Nos reunimos para conversar
y podemos comprobar,
una vez más, la alegría
que proporciona una buena compañía.

¡La vida puede ser divertida!


M. Godúver